Cuando la empresa paga menos o no paga: la reclamación de cantidad.

Cuando la empresa paga menos o no paga: la reclamación de cantidad.

¿Tu empresa te adeuda una o varias nóminas de tu salario? ¿No te pagan la indemnización correspondiente por despido?  Te contamos cómo recuperar el dinero que te corresponde.   

Desgraciadamente, son muchos los casos de empresas que por ejemplo, ante situaciones adversas, deciden que la prioridad no reside en el pago del salario al trabajador. Asimismo, y cada vez con más frecuencia, vemos casos en los que los empresarios deciden no abonar las indemnizaciones por despido, las vacaciones o los finiquitos correspondientes.

reclamación salarios

En esta entrada te explicamos brevemente qué es una reclamación de cantidad laboral y en qué situaciones puedes llevarla a cabo… 

¿Qué es una reclamación de cantidad laboral?

La denominada reclamación de cantidad es aquella situación en la que, como trabajador, presentas una demanda judicial, solicitando a tu empresa una cantidad económica que esta te adeuda, a raíz de la relación laboral que te une con tu empresa. Muy importante, el plazo para presentar este tipo de reclamación es de 1 año, con matices *.

Es fundamental que sepas, que el hecho de que presentes una demanda por reclamación de cantidad, implica de manera directa tu protección frente a un hipotético despido que se pudiese producir como consecuencia de dicha demanda. En otras palabras, no tengas miedo de reclamar lo que te corresponde por las posibles represalias que tu empresa pueda tomar contra ti, la ley ya ha pensado en eso, y te ampara -a través de la denominada garantía de indemnidad-.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que tienes la posibilidad de solicitar los intereses -correspondientes al 10% de interés anual- además de la cantidad adeudada, claro está -conforme al artículo 29 del Estatuto de los Trabajadores-.

El derecho a solicitar la cantidad adeudada, y los intereses correspondientes al último año natural, se mantiene incluso después de haber sido despedido por la empresa, después de que la vinculación contractual haya llegado a su fin o de que, si es el caso, hayas renunciado a tu puesto de trabajo, siempre y cuando no hayas firmado un finiquito que libere a tu empresa de las obligaciones y cantidades adeudadas.

* Matizar que el hecho de que haya transcurrido un periodo de tiempo superior a 1 año desde que la empresa empezó a no pagarte, no implica que pierdas el derecho a interponer demanda por reclamación de cantidad, ya que cada nómina se entiende como una ”deuda independiente”, limitándose consecuentemente a las reclamaciones de las cantidades que la empresa te adeuda comprendidas dentro de los últimos 12 meses.

¿En qué situaciones puedes reclamar?

Son muchas las situaciones en las que puedes reclamar las cantidades pendientes:

  • El empresario no te paga tu sueldo, puedes incluso interponer una demanda para la extinción del contrato de trabajo -invocando el artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores-, para que el juzgado reconozca la culpa del empresario y puedas extinguir tu contrato laboral por incumplimiento de este, recibir las cantidades adeudadas, cobrar una indemnización y no perder derecho a una prestación por desempleo.
  • También puedes presentar demanda de reclamación de cantidad en caso de que el empresario te despida, reconozca la improcedencia del despido, pero no te abone la indemnización que te corresponda.
  • Otro escenario en el que puedes llevar a cabo una reclamación de cantidad, es aquel en el que habiendo llegado a un acuerdo contigo en el o SMAC -Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación-, el empresario incumple el pago o alguno de los pagos fraccionados de las cantidades adeudadas.
  • Por otro lado, puedes presentar demanda de reclamación de cantidad cuando el empresario solamente haya abonado una parte de la indemnización o finiquito que te corresponda según el caso.
  • Por último, puedes presentar reclamación de cantidad en caso de que la empresa no te abone las vacaciones u otros conceptos que conforman el finiquito.

En cualquier caso, ojo a los plazos, recordemos que el plazo para reclamar estas cantidades es de 1 año. Transcurrido ese plazo, habrá prescrito la posibilidad de demandar a la empresa.

¿Cómo actuar ante alguna de estas situaciones?

Si tu empresa te debe una o varias nóminas, retrasos reiterados, o falta de pago de indemnizaciones, finiquitos…  debes tener presente que tienes derecho a solicitar las cantidades que te has ganado trabajando. Para que puedas hacerlo y estés debidamente informado, hemos querido recoger en esta publicación una clara explicación, concretando qué es la reclamación de cantidad laboral, así como en qué casos y mediante que pasos se puede llevar a cabo.

¡Esperamos que os haya parecido interesante, o incluso, os haya resultado útil!

.

Si ha sido así, ¡puedes compartirla y/o seguirnos en nuestras redes sociales! Como siempre, nos encontrarás en FacebookInstagraPágina web.

.

Una vez más, ¡gracias por leernos! 😉